Brotan irregularidades en edificios colapsados

Brotan irregularidades en edificios colapsados

Un mal uso del suelo o la utilización de materiales deficientes son ejemplos de las irregularidades de algunos inmuebles siniestrados en la CDMX con el sismo. Incluso, el jefe delegacional de Benito Juárez aceptó: “nos engañaron” algunas constructoras.

Las constructoras “engañaron a la delegación. Por eso presentamos las denuncias. Hay una responsabilidad y una omisión por no informar de que estaban violando la ley y estaban utilizando materiales de baja calidad”, dice a El Financiero el delegado Christian Von Roehrich, en respuesta al escándalo destapado tras el sismo del 19 de septiembre, luego de que varios edificios nuevos se vinieran abajo en esa demarcación.

El funcionario pide que le investiguen a él y a todo su equipo. “Que determine la Contraloría General de la Ciudad de México si hay responsabilidades”.

Un día después este diario revelara que el director general de Obras y Desarrollo Urbano de la delegación, Nicias Aridjis, firmó un oficio en el que daba por buena la habitabilidad de Residencial San José –colapsado parcialmente con saldo de dos muertos–, Von Roehrich asegura que pidió a la contraloría investigar si hubo acción u omisión de funcionarios delegacionales.

Aunque no descarta pedir que se investigue a su antecesor, Jorge Romero, advierte: “nos engañaron”.

-¿Y engañaron a Nicias Aridjis?, se le preguntó. “Engañaron a la autoridad. Los directores generales de Obras y Desarrollo Urbano de todas las delegaciones están obligados a revisar la documentación para integrar la manifestación con base al reglamento de construcciones. Es ahí donde tiene que recibir la información del director responsable de obra y los corresponsables, quienes tienen la facultad de vigilar el proceso constructivo. No obtuvimos información de ellos para poder clausurar la obra”, dijo.

-Pero estuvo inhabilitado, se le recordó.

“Eso fue hace dos administraciones, cuando lo inhabilitaron por no declarar un coche, pero lo que nos compete ahora es ubicar la responsabilidad que pudieran tener tanto las constructoras como los auxiliares y posiblemente los servidores públicos”, respondió.

Von Roehrich enfoca la principal culpa de lo ocurrido en el residencial de Zapata 56 sobre Juan Duay Huerta, Director Responsable de Obra y Fernando Méndez, corresponsable de la misma.

“Ellos son, como lo marca el reglamento de construcción, los ojos por parte del Gobierno de la Ciudad y de las delegaciones en el proceso constructivo”, dijo.

 

FUENTE Y FOTO TOMADA DE EL FINANCIERO

POR Víctor Hugo Michel 

Related posts