“Cambio radical en la nueva política de drogas”, plantea Zedillo; pide legalizar la mariguana
“Cambio radical en la nueva política de drogas”, plantea Zedillo; pide legalizar la mariguana

“Cambio radical en la nueva política de drogas”, plantea Zedillo; pide legalizar la mariguana

El reporte ‘La Política de drogas en México: causa de una inmensa tragedia nacional, Una propuesta radical pero indispensable para remediarla’ analiza el efecto perjudicial de la prohibición.

 

Ernesto Zedillo se pronunció por un “cambio radical en la política de drogas”, en el que no se considere la política de la prohibición sino más bien se pase a la regulación de las mismas, empezando por la cannabis. 

“La reforma de la política de drogas, por sí sola, no resolverá los problemas de debilidad institucional o la falta de seguridad que México padece, y que hoy son los principales obstáculos para lograr el pleno desarrollo económico, social y político del país. Sin embargo, para atender la actual crisis es necesario un cambio radical en la política de drogas“, señaló el ex presidente de México.

“Este año de 2018 no podemos darle ningún beneficio de la duda a la prohibición, la prohibición es una política que ha destruido vidas humanas, es una política que ha afectado la salud de la población, es una política que ha fomentado el crimen organizado, es una política que ha debilitado y corrompido nuestras instituciones y la prohibición es una política que ha empeorado una de las características que desgraciadamente sigue teniendo nuestro país y que constituye el principal obstáculo para nuestro desarrollo, que es la debilidad de nuestro estado de derecho“, expuso.

Lamentó que haya quien proponga “hacer más de lo mismo sin cambiarlo”. “Los mexicanos tenemos un problema encima de nosotros, muy dramático”, recordó.

Ante todo esto, “nos decidimos… a presentar una propuesta para cambiar radicalmente este paradigma: número uno, se debe descriminalizar la posesión y el uso personal de las drogas“.

Junto a Catalina Pérez Correa y Alejandro Madrazo, profesores del CIDE; y Fernanda Alonso de la Escuela de Salud Pública de Johns Hopkins Bloomberg, realizaron un reporte titulado La Política de drogas en México: causa de una inmensa tragedia nacional, Una propuesta radical pero indispensable para remediarla, el cual parte de un análisis de las consecuencias negativas que ha tenido la prohibición en México, en el cual proponen la legalización de la mariguana. 

Al ser México un país de tránsito y productor de sustancias ilícitas destinadas principalmente a los Estados Unidos, el documento señala que el volumen de las actividades relacionadas con drogas ilícitas hacen de la nación un terreno fértil para que las organizaciones delictivas obtengan ganancias considerables, que después pueden destinarse a corromper a las autoridades y a las instituciones.

A partir de eso, el reporte se centra en el efecto perjudicial que la prohibición en la normativa mexicana ha tenido en términos de salud pública, respeto a los derechos humanos, seguridad y capacidades institucionales.

El reporte cuestiona también la falta de avances en materia de política de drogas en México, donde aún se usa el derecho penal como principal herramienta para controlar los mercados ilegales de drogas, encarcelando a mujeres sin antecedentes penales que transportan drogas de un lugar a otro, a campesinos y a miles de jóvenes que comercian pequeñas cantidades de drogas pero que cuando son detenidos son fácilmente reemplazados por otros hombres o mujeres jóvenes.

“De la prohibición podemos decir dos cosas: ha desatado una violencia como no habíamos visto en 100 años en este país, y ha justificado que tengamos las leyes e instituciones más autoritarias en toda la historia de nuestro régimen constitucional.” sostuvo Alejandro Madrazo.

A partir de su análisis, los autores recomiendan avanzar hacia el establecimiento de sistemas legales que permitan a las personas que usan drogas acceder a ellas de manera legal, segura e informada.

Proponemos comenzar con el cannabis pero debemos avanzar rápidamente hacia la regulación adecuada de otras drogas actualmente sancionadas. Regular solo una droga y dejar a las personas que usan otras en manos de los delincuentes y el sistema de justicia penal, significa aceptar daños sociales injustificables”, dice el documento.

FUENTE Y FOTO TOMADA DE ARISTEGUI NOTICIAS

POR  REDACCIÓN AN

Related posts