El TLCAN está en “terapia intermedia”: director de ‘El Economista’
El TLCAN está en “terapia intermedia”: director de ‘El Economista’

El TLCAN está en “terapia intermedia”: director de ‘El Economista’

EU y Canadá insisten en subir sueldos en México. Pero “prácticamente todo se puede romper”, advierte.

Para Luis Miguel González, director de El Economista, el Tratado de Libre Comercio “está en una condición muy difícil”, tanto que si fuera un hospital se encontraría “en terapia intermedia”.

En entrevista para #AristeguiEnVivo detalló que esta semana se vivirá “la ronda más difícil porqueprácticamente todo se puede romper”. 

Y es que “hay más posibilidades de que se complique a que se resuelva”.

Comentó que “la ilusión de que había un Donald Trump pragmático detrás del que gritaba se ha venido diluyendo” y ahora “hay tanto pesimismo”.

Consideró que revisar el tratado cada 5 años le pega a las inversiones, pues “¿quién va a invertir si cada 5 años vamos a estar viendo qué se quita y qué se pone?”.

“La premisa mayor del gobierno es vamos modernizando lo que ya tenemos. Lo que está ocurriendo es que no necesariamente lo que se negoció en TPP, Trump lo ve como punto de partida”, anotó.

Refirió que Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, con sus reuniones en Washington y México esta semana, trata “de resolver algunos puntos”.

“A Canadá le mete mucho ruido el capítulo 19”, explicó, pues permitiría someter controversias con EU a las leyes de ese país.

Mientras que “a EU le preocupa el tema de libertad sindical en México“.

Lo anterior, pues quiere que México se comprometa “a que haya libertad sindical”, “incluso la posibilidad de que haya un sindicato trinacional”.

“Canadá lo que dice es que le importa que México se comprometa en el largo plazo a cerrar la brecha salarial”, añadió. 

“¿Dónde está el quid del asunto?: la propuesta en este momento sólo afectaría a industrias totalmente integradas”, expuso.

“México ganaría más perdiendo esta parte de la mesa… a México se le perdió el instructivo en algún lugar sobre cómo se mejoran los sueldos sin perder competitividad“, lamentó.

“En México el equipo negociador casi sigue siendo el mismo que en los noventas”, reveló, pues sigue siendo el gobierno, acompañado de empresarios.

“Los trabajadores de parte de México vienen de adorno, no están aquí para aportar propuestas ni para acercarse a sus contrapartes. (Por ello) la desconfianza de sindicatos de Canadá a los de México es brutal, no los ven como aliados sino como esquiroles”, indicó.

“¿Cómo hacemos para mejorar los sueldos de una manera que funcione? Yo no he visto una propuesta formal”, dijo González.

“México no parece tener un plan para la propuesta tan directa que están haciendo EU y Canadá en el TLCAN”, señaló.

Además, el TLCAN “no puede ser sustituto de políticas internas”.

Por otra parte, “hay temas no económicos que van a pesar muchísimo, como el tema migratorio que no hay que perder de vista”, agregó. Las posibles complicaciones las ve “en el comercio agropecuario porque se pensaba que era un tema resuelto; el tema laboral y muy probablemente el tema de reglas de origen meta mucho ruido”.

Lo anterior debido a que “EU quiere que una parte mayor de los vehículos que se producen en América del Norte estén hechos en su país, ese tema puede ser clave no sólo para el futuro del TLC sino para el futuro de la industria automotriz en México”.

Su pronóstico es que “Washington no va a resolver nada” y serán “tres, cuatro días duros de negociación”.

Confía en que los amigos de México en EU “empiecen a presionar más”. Por ejemplo, “las grandes corporaciones que tienen grandes inversiones en México” o los “sectores agropecuarios que exportan mucho a México”.

 

FUENTE Y FOTO TOMADA DE ARISTEGUI NOTICIAS

POR  REDACCIÓN AN

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *