El Tri no hace historia: cae en el cuarto maldito frente a Brasil, y queda fuera del Mundial
El Tri no hace historia: cae en el cuarto maldito frente a Brasil, y queda fuera del Mundial

El Tri no hace historia: cae en el cuarto maldito frente a Brasil, y queda fuera del Mundial

Pese a intentarlo y a que en momentos el cuadro nacional dominó a Brasil, México no pudo concretar ninguna jugada de gol y el pentacampeón del mundo, en dos jugadas, sentenció el partido. Neymar y Firmino fueron los anotadores.

Samara, Rusia 2 de julio (AP/SinEmbargo).— La selección mexicana de futbol no pudo y quedó eliminada del Mundial de Rusia 2018 luego de perder este día su partido de octavos de final ante Brasil.

El Tri no pudo aprovechar la oportunidad de hacer historia y por séptima vez consecutiva quedó eliminada en la ronda de octavos de final. Atrás quedó el sueño de llegar al quinto partido.

Pese a intentarlo y a que en momentos el cuadro nacional dominó a Brasil, México no pudo concretar ninguna jugada de gol y el pentacampeón del mundo, en dos jugadas, sentenció el partido. Neymar y Firmino fueron los anotadores.

México tampoco pudo romper la racha negativa que tiene ante el “scratch du oro”, la cual aumentó a cuatro derrotes y un empate. Además el cuadro tricolor no ha podido marcar gol en ninguno de sus enfrentamientos en mundiales contra Brasil.

El cuadro tricolor inició encuentro ejerciendo presión desde la salida y con embates a velocidad, provocando que en el primer minuto de juego Hirving Lozano generara peligro en el área rival.

El atacante del PSV controló un balón en el área y disparó pero un defensor brasileño mandó el balón a tiro de esquina.

México logró asentarse en el terreno de juego y comenzó a imponer condiciones. Carlos Vela y Lozano se convirtieron en los hombres más importantes del Tri al ataque al generar peligro por la bandas.

Fagner y Filipe Luis, los laterales brasileños, se mostraron nerviosos y no podían detener los avances de México.Carlos Vela generó la acción más importante del cuadro nacional al frente al madar un centro retrasado en el área sin embargo, Héctor Herrera no separó de primera intención y quiso recortar provocando que la saga brasileña rechazara el disparo del jugador del Porto.

Fue hasta los 24 minutos de juego que Brasil generó su primera acción de peligro en la meta de Guillermo Ochoa, pero el meta mexicano de manera heroica detuvo con la mano izquierda un disparo de Neymar.

Brasil se volcó al frente y siguió generando peligro en la meta de Ochoa pero un par de rechaces del cancerbero e intervenciones de Salcedo y Álvarez evitaron que cayera la meta azteca.

La verdeamarela tomó el control del partido y generó las acciones más importante para abrir el marcador. Ochoa se convirtió en el hombre fuerte de México y como suele acostumbrar evito la caída de su arco de manera espectacular.

El nerviosismo en la saga mexicana se vio reflejada cuando al minuto 33 Edson Álvarez fue amonestado luego de cometer una dura entrada sobre Neymar.

Después de varios minutos de embates amarillos, México logró asentarse en la cancha provocando que a los 42 minutos Filipe Luis recibiera el cartón amarillo tras una falta sobre Lozano.

El cuadro tricolor inició de manera desastrosa la parte complementaria. Al igual que en los minutos finales del primer tiempo, Brasil presionó el área de Ochoa quien finalmente no pudo hacer nada para impedir la caída de su arco.

Neymar notó el primer gol encuentro luego de un desborde de Willian.

La inclusión del veterano Rafa Márquez, que en teoría jugaría por delante de la defensa de cuatro, en lugar de Miguel Layún, es la principal novedad de la selección de México que se enfrentará este lunes en Samara a Brasil, equipo en el que, tal y como se anunció durante la víspera Filipe Luis ocupará el lateral izquierdo en detrimento de Marcelo, tocado.

Márquez, de 39 años, disputa en Rusia su quinto Mundial, algo que con anterioridad sólo habían hecho su compatriota el portero Antonio Carbajal, el alemán Lothar Matthäus y otro guardameta, el italiano ‘Gigi’ Buffon.

El atlético Filipe Luis sustituye en el lado izquierdo de la defensa ‘canarinha’, por precaución, al madridista Marcelo, que se tuvo que retirar del último partido, ante Serbia (2-0) con un espasmo en la columna.

 

Ver imagen en Twitter
¡XI titulares confirmados!#BRA#MEX#BRAMEX #Rusia2018

Las alineaciones del partido de octavos de final que se disputa este lunes en Samara son las siguientes:

Brasil: Allison; Fagner, Miranda, Thiago Silva, Filipe Luis; Casemiro; Willian, Paulinho, Coutinho; Gabriel Jesús y Neymar Jr. Seleccionador: Tite.

México: Ochoa; Edson Alvarez, Ayala, Salcedo, Gallardo; Márquez; Guardado, Herrera; Vela, Lozano; y ‘Chicharito’ Hernández.

México se encuentra de nuevo ante el muro con el que se ha estrellado en seis mundiales consecutivos, los octavos de final. Pero ese no es el único obstáculo que se levanta formidable frente al Tri.

El otro es Brasil, el equipo del plantel multiestelar encabezado por Neymar, empeñado en ahuyentar sus propios fantasmas tras el fracaso de 2014 en casa y ante el que México nunca ha ganado en mundiales.

“Es un Mundial diferente, hoy hay que cometer el mínimo error posible porque esto te puede llevar a la eliminación y echar por la borda el trabajo por cuatro años”, dijo el zaguero Thiago Silva. “México, por lo visto en la fase de grupos, se merece estar aquí, como nos lo merecemos nosotros. Será un gran partido”.

Para la Verdeamarela, llegar a cuartos de final sería sólo una estación más en un recorrido que sólo se considerará exitoso si desemboca en la conquista del Mundial, el 15 de julio en Moscú. Para México, representaría en cambio alcanzar una meta que sólo conoció dos veces en la historia, como anfitrión en 1970 y 1986.

Pero en 1970, con sólo 16 selecciones en el Mundial, se avanzaba directamente a cuartos. Así, México sólo ha ganado un duelo de octavos en su historia, el 2-0 ante Bulgaria en el Estadio Azteca hace 32 años. En partidos mundialistas de eliminación directa, la foja del Tri es de un triunfo y ocho derrotas (dos por penales).

Muchos consideran que ésta es la mejor generación de futbolistas en la historia de México. La premisa podría comprobarse si la selección rompe la racha de seis eliminaciones en octavos de final. Bulgaria, Alemania, Estados Unidos, Argentina en dos ocasiones, además de Holanda, han sido los verdugos en las últimas Copas del Mundo.

De cuatro enfrentamientos previos ante México en el Mundial, Brasil ha ganado tres y ha empatado uno.

“El fútbol es un deporte que deja ganar a cualquier equipo, es un deporte que permite ganar incluso a los equipos que menos historia tienen”, dijo el seleccionador de México, Juan Carlos Osorio. “El fútbol no es rugby, no es baloncesto, no es béisbol donde (los favortitos) pueden alcanzar marcadores que son inalcanzables, en el fútbol puedes meter un gol y ganar un partido, a veces con eso y buena defensa basta, pero hay gente que no entiende eso”.

México presenta una nómina con 15 jugadores que militan fuera de su país, una cifra récord para el Tri, por encima de los nueve registrados en Sudáfrica 2010.

Pero los mexicanos también poseen nueve jugadores de 30 años o más y sólo seis de 25 o menos, por lo que la oportunidad de acceder al quinto partido podría ser la última para la talentosa generación.

“No nos motiva el que pueda ser nuestro último partido para cambiar la historia, eso no nos pasa por la mente”, dijo el volante Andrés Guardado. “Nos pasa por la cabeza que estamos en los octavos de final, que salimos vivos de un grupo difícil y que está en nuestras manos lograrlo en un gran escenario para que se le dé más valor si se consigue el quinto partido”.

México sorteó la primera fase venciendo 1-0 a Alemania y 2-1 a Corea del Sur pero cayó estrepitosamente 3-0 ante Suecia.

“Este equipo tiene una gran oportunidad de seguir rompiendo límites ante un gran rival”, dijo el director deportivo de selecciones nacionales, Gerardo Torrado. “Yo me quedo tranquilo porque es una selección que sabe dónde ir y cómo lo tiene que hacer, estoy convencido que harán un excelente partido y sacarán un gran resultado”.

Pero los mexicanos no son los únicos que esperan en Rusia una nueva oportunidad de enmendar el pasado.

Brasil, que avanzó como primer puesto del Grupo E, arribó a este mundial todavía con las cicatrices que le dejó la paliza de 7-1 ante Alemania en las semifinales de 2014.

El equipo dirigido por Tite arrasó en las eliminatorias sudamericanas y en Rusia comenzó empatando 1-1 con Suiza para después vencer por idénticos marcadores de 2-0 a Costa Rica y Serbia. Sin embargo, no parece que el equipo marche aún a su máxima potencia.

“Nosotros no vivimos de expectativas, vivimos de la realidad”, dijo Tite, quien se rehúsa a asumir el papel de favorito. “Eso es de ustedes los periodistas y de las casas de apuestas, no de nosotros”.

Aunque el estratega no quiera asumirlo, ante las prematuras salidas de Alemania y Argentina, el camino de Brasil a una sexta Copa del Mundo luce más llano, pero antes debe superar a otro equipo hambriento de triunfo.

Por Redacción / Sin Embargo

 

FUENTE Y FOTO TOMADA DE SIN EMBARGO

POR REDACCIÓN / SIN EMBARGO

About The Author

Related posts