“ESPOSOGATE”
“ESPOSOGATE”

“ESPOSOGATE”

Jesús Te Ampare

 

Se respira en el ambiente político de nuestro país una ruptura matrimonial que despide un fétido olor a conveniencia y abundancia.

Protagonizan esta tragicomedia Javier Duarte de Ochoa y Karime Macías Tubilla, personajes siniestros que dejaron a Veracruz “chiflando en la loma”.

Dos pájarracos de cuenta que avergüenzan a la sociedad mexicana.

Él, en 5 días más pisará suelo mexicano y será recluido en un penal de alta seguridad, acusado de lavado de dinero y delincuencia organizada.

Ella, disfruta del glamour europeo y gestiona con paciencia, prudencia y verbal continencia ante prestigioso bufete jurídico francés, la separación de su esposo.

El divorcio es la salida moderna a los conflictos familiares, unas veces de mutuo acuerdo y otros de un pleito que deja heridas incurables.

Pero los hay también pactados.

Cuando el interés por los bienes materiales es recíproco y está en riesgo la fortuna (sobre todo si es mal habida), es preferible una ruptura para no perder lo acumulado.

Cuando la cárcel es el destino de uno, el divorcio (y Europa) es la salida del otro.

Es parte (asegura la vox populi) del acuerdo en lo oscurito que logró el ex mandatario para entregarse y enfrentar a la “justicia”, a cambio de no abrir la boca.

La señora Karime no sería molestada ni con la hoja de una denuncia formal en su contra.

Sin embargo, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, difunde que se investiga su posible complicidad en los diversos ilícitos cometidos por su aún esposo.

Todo quedará dentro de una carpeta de investigación que será archivada y la ex primera dama será judicialmente intocada y exonerada.

Todo estuvo muy bien programado. No se dejó nada al azar.

Varios jurisconsultos sostienen que las denuncias contra Duarte son más endebles que los sistemas de vigilancia de las cárceles de máxima seguridad de las que se ha escapado el Chapo Guzmán.

En el imaginario colectivo la opinión es que el ex gobernador resguarda información que podría afectar a políticos de la cúpula federal.

Se han filtrado documentos y grabaciones, como una conversación entre el ex mandatario veracruzano y su ex tesorero, Toño Tarek donde le reclama por qué no han llegado los recursos (“los mil, no es cualquier chingadera”) al PRI nacional en las “cajas de huevo”.

De ahí, se comenta, viene la protección federal.

“Radio bemba” sostiene que este divorcio es parte de la estrategia de defensa, pues el ex gobernador tuvo el tiempo suficiente para planear todo.

Hasta su separación.

Además, su actitud personal refleja tranquilidad en medio del caos que lo rodea.

No es un rehén acorralado y menos alguien que pide que lo manden al cadalso, aceptando su extradición, tanto por los delitos del fuero común como del orden federal.

La historia de la relación de Javier y Karime, está llena de sentimientos encontrados, pues no fue amor “a primera vista”.

“El Gordo” tuvo que hacer muchos méritos para conseguir el sí de la compañera de estudios, acostumbrada a la buena vida, “a la abundancia”.

Su situación era de privilegio y contrastaba con el nulo poder económico de Javier, que era uno de los “achichincles” de Fidel Herrera.

Sin embargo, algo los unió y se entiende que fue su pasión por la acumulación de riqueza, que quieren conservar para cuando pase el vendaval.

Los dos disfrutaron el poder con arrogancia, prepotencia y con verbal continencia, sin prevenir las consecuencias que la historia documenta.

Por ello el divorcio pactado, que tendrá como pretexto central acuerpar a los tres hijos que procrearon, aun cuando su interés primordial es defender lo mal habido.

Vivir en Europa cuesta y cuesta mucho, más si no se trabaja.

Karime, no es palomita blanca ni monedita de oro.

Pero sí una mujer que provoca decretos metafísicos para nadar en las aguas de la abundancia.

Se enredó en los plumajes que sí se manchan y ahora pretende salir, con la ayuda del “Santo Papa”, impoluta del “Esposogate”.

 


FUENTE Y FOTO TOMADA DE EL NÚMERO UNO VERANEWS

Por: Cecilio García Cruz

Related posts