Esto es lo que en realidad significan tus sueños sexuales
Esto es lo que en realidad significan tus sueños sexuales

Esto es lo que en realidad significan tus sueños sexuales

¿Realmente te quieres acostar con tu mejor amigo, o simplemente quieres un poco de aventura?

CIUDAD DE MÉXICO

La primera vez que tuve un sueño sexual con un amigo, me desperté con la almohada empapada en sudor y en estado de pánico. El sueño no fue tan descriptivo, no me acuerdo muy bien de los detalles del sexo, pero no me podía sacar de la cabeza el hecho de haber pensado así de mi amigo. El sexo en el sueño fue muy básico, incluso diría que a pesar de que fue creado por mi imaginación y fue ilimitado y vívido, estuvo malo.

En las horas que siguieron, caminé de arriba a abajo por mi departamento, tratando de descifrar todo: ¿qué significaba esto? Pero si nunca me había gustado. ¿Esto hará que las cosas se pongan incómodas entre nosotros? Está muy raro, no quiero. Y entonces, de repente, llegó el sentimiento más confuso de todos: ahora tenía un deseo implacable de cogerme a mi amigo, todo a causa de un sueño sexual. El deseo llegó precipitadamente, invadiendo mis pensamientos, dándome ganas de hacer algo al respecto, era eso o morir. Pensé para mis adentros, esta obsesión seguramente desaparecerá, así que decidí ignorarla. Pero no podía… estaba obsesionada.

Y así, siendo el humano inconstante e impresionable que soy, tuve relaciones sexuales con mi amigo, todo porque me acosté con él una vez en un sueño pasajero. Cuando terminó, me quité la espinita, nunca lo volví a hacer, y seguimos siendo amigos. Esa no fue la primera vez que desarrollé una obsesión por tener algo con alguien con quien había soñado sexualmente, nada más que esta vez no era una celebridad, y sólo fue coincidencia que él también quisiera tener sexo conmigo.

Cuando hablé con mis amigas sobre lo que había pasado, me sorprendí al saber que ellas también habían pasado por eso, de hecho, una de mis mejores amigas hizo lo mismo que yo. Aun así, todo esto nos dejó con la gran pregunta sin respuesta: ¿Por qué pasó y qué significa?

Los sueños sexuales son extremadamente comunes, según un estudio que muestra que el 8 por ciento de los sueños de las personas contienen alguna actividad relacionada con el sexo. La mayoría de la gente pasa dos horas soñando en una noche– te acuerdes o no– esto significa que la mayoría de la gente podría pasar casi 60 horas al año soñando específicamente con tirarse a alguien que pueden o no conocer personalmente. La ciencia dice que no hay una sola manera de interpretar los sueños sexuales; hay múltiples teorías psicológicas que exploran el inconsciente, y todavía no identifican una única respuesta. A pesar de tener un sueño sexual sobre una persona en específico, rara vez tiene algo que ver con ellos, o con tener sexo.

La terapeuta psicosexual Lisa Etherson señala que los sueños sexuales se pueden desencadenar por una combinación de factores, que van desde simplemente sentirse caliente hasta que tu psique está tratando de decirte algo. “El sexo es importante para nosotros, es parte de nuestro instinto de supervivencia. Lo más importante a considerar es que los sueños sexuales no se tratan necesariamente de sexo así que no te preocupes cuando tengas que enfrentar a tu jefe a la mañana siguiente cuando tuviste un trío con él la noche anterior”.

Sin embargo, de acuerdo con la analista y experta de sueños Jane Teresa Anderson, la gente que te coges en tus sueños tiene un cierto significado– sólo que no de la manera que esperas. “Considera que tu sueño es como una metáfora. Sin embargo, siempre hay un significado en la identidad de la pareja sexual del sueño, por ejemplo, en un sueño sexual emocionante con alguien que consideras aventurero, tu mente soñadora puede estar procesando una sensación de integrar un enfoque más aventurero en tu vida”, me dice.

Foto de Matt y Tish vía Stocksy

A veces procesamos experiencias, preocupaciones o pensamientos a través de imágenes y sentimientos sexuales, lo que termina por manifestarse en un sentimiento de extrañeza al tener sexo con tu pareja, cuando realmente todo lo que tu cerebro te está tratando de decir es que tienes un pensamiento sin resolver y que puedes ni siquiera estar consciente de eso. Y al saber que todos los seres humanos sueñan todas las noches –sin importar si te acuerdas o no–, aquí surge la pregunta: ¿Por qué siempre nos acordamos de los sueños sexuales?

Generalmente nos acordamos de cosas que desencadenan emociones poderosas, y la excitación puede ser poderosa, incluso durante el sueño”, explica Stefan Walters, psicoterapeuta que practica en Harley Therapy. Otros sueños procesan sentimientos o experiencias menos poderosos, y no lo hacen en nuestro radar consciente. El componente físico de los sueños sexuales los hace más memorables; así que, si tu sueño sexual es horrible, o tan bueno que te provoca un orgasmo, tú mente siempre lo tendrá presente.

Sin embargo, generalmente ahí es hasta donde llegan los sueños sexuales ya cuando estás despierto. Es probable que este tipo de sueños no signifiquen nada más ni que busques nuevos deseos en la vida real. Podrían hacerte más abierto a experimentar la posibilidad, pero Etherson explica que más bien es un momento fugaz. “Es más probable que pensemos: ‘ok, eso fue divertido’, pero no necesariamente que quieras hacerlo realidad. Si soñaste con alguien y te gustó y lo probaste en la vida real y también te gustó, pues bien por ti, pero eso no significa que quieras hacerlo realidad”.

Ahora que entiendo que los sueños sexuales son más complejos y simbólicos que nunca, les he dado la importancia que merecen, los he tomado literal como lo que son: sueños. El sueño sexual que tuve no afectó mis deseos directamente, pero con la ayuda de mi personalidad compulsiva, tomé la decisión de buscar tener sexo en la vida real con mi amigo. Así que, aunque no sepa nunca cómo o por qué soñé esto de la manera en que lo hice, algo me queda claro: mientras no te afecte negativamente hacer tus sueños realidad, entonces no importa, hazlo.

Puedes leer la nota completa en 

 

FUENTE Y FOTO TOMADA DE EXCELSIOR

POR RACHEL GRACE ALMEIDA / VICE

Related posts