Germán Madrazo fue el último lugar del cross-country, pero cruzó la meta con la Bandera de México en sus manos

Germán Madrazo fue el último lugar del cross-country, pero cruzó la meta con la Bandera de México en sus manos

El deportista mexicano regaló una postal de colección luego de los 15 kilómetros de esquí en PyeongChang 2018

Germán Madrazo cumplió su sueño y se convirtió en el segundo mexicano que participa en la Edición 2018 de los Juegos Olímpicos de Invierno, celebrados en PyeongChang. Ahí, el esquiador de 43 años, quien esquía apenas hace uno, cruzó la meta en el lugar 116 del Cross-Country de 15 kilómetros, pero lo hizo ondeando la Bandera de México con orgullo.

Fueron 25 minutos después del ganador de la justa, el suizo Darío Cologna, cuando Madrazo logró llegar a la línea de meta. Su tiempo: 59:35.4 minutos.

Pero Germán arrancó aplausos al respetable, pues regaló una estampa memorable.

Competir en los Olímpicos de Invierno era un sueño de vida para Germán Madrazo, por lo que el triatleta decidió ponerse los esquís apenas el año pasado, aprendió a usarlos y buscó su pase a PyeonChang 2018.

Compitió en contrarreloj y consiguió su clasificación de último minuto; fue en una prueba en Islandia, a finales de enero.

Madrazo aprendió y entrenó junto al chileno Yonathan Fernández y el tongano Pita Taufatofua, quienes acompañaron al mexicano a lo largo de su sueño y en competencia, terminando la justa en los puestos 102 y 114, respectivamente.

Pero fue el deportista azteca quien más lo disfrutó. El abanderado de la delegación mexicana, cruzó la meta ondeando el Lábaro Patrio, una imagen que quedará para la historia.

Demostrar que “querer es poder” e impulsar a la gente a cumplir sus sueños, esa era la principal meta de Madrazo, por lo que cerrar en el último lugar de su prueba, pasa a segundo plano.

Related posts