Juez borracho golpeó primero a joven en restaurante poblano

Video demuestra que el funcionario soltó un puñetazo en el rostro a Christian; además mintió en sus declaraciones sobre lo acontecido y aseguró que él fue el agredido

CIUDAD DE MÉXICO

El pasado viernes ocurrió una pelea en el restaurante La Silla, en Puebla, y en la que estuvo involucrado el juez primero de lo civil, Gabriel González Alegría; sin embargo, pese a asegurar que él fue agredido por unos jóvenes, una grabación del lugar muestra que, en estado de ebriedad, fue él quien inició la gresca asentando un puñetazo a Christian Mayagoitia.

En el video difundido por Periódico Central se muestra que los hermanos Christian y Julián se acercan a la mesa en la que se encuentra el funcionario público para reclamarle el haber insultado a una de las mujeres que los acompañaban.

Tras ser increpado, González Alegría se pone de pie y golpea a Christian en el rostro, por lo que comienza la pelea en el restaurante, lo que contrasta con las declaraciones del juez, quien afirmó que los jóvenes se le echaron encima para golpearlo.

Empezaron a gritar y a golpearse entre ellos, y mis compañeros que estaban a mi derecha se pararon y cuando yo me quité ya estaban sobre nosotros. No los provocamos porque no los conocíamos, ni teníamos nada qué ver con ellos; nunca estuvimos en su mesa ni ellos en la nuestra, y cuando me estaba incorporado, dos de ellos me agredieron sin haber dado motivos”, afirmó.

Entre el ajetreo Christian y el funcionario terminan en el suelo golpeándose. Al término del pleito, el último fue trasladado a un hospital cercano, ya que presentaba una mordedura en una oreja, la cual le propinó Christian.

No obstante, de acuerdo con medios locales, los dos jóvenes que defendieron a su amiga presuntamente de los insultos de González Alegría, también resultaron con lesiones.

Julián presentó, según el reporte médico, dos costillas rotas, fractura de nariz, esguince en el cuello y hematomas en la cabeza; en tanto, su hermano presenta cortaduras en las manos, golpes en los brazos y hombros, así como en la cabeza.

Hasta el momento a Christian se le impuso una medida cautelar de 500 mil pesos por agredir a un servidor público, según el artículo 310 del Código de Procedimientos Penales, monto que es mayor a lo que se pediría a una persona acusada de secuestro: 30 mil pesos.

De acuerdo con los medios locales, el juez González Alegría tiene un historial de agresiones bajo un estado de ebriedad, como cuando no sólo le dijo a un vendedor de hamburguesas “pinche jodido”, sino que también lo amenazó de muerte.

 

*jci

 

FUENTE TOMADA DE EXCELSIOR

FOTO TOMADA MIENTRAS TANTO EN MÉXICO

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *