¡Las mujeres   de El Peje!…
¡Las mujeres   de El Peje!…

¡Las mujeres  de El Peje!…

 

Nadie duda que Andrés Manuel López Obrador sabe cómo hacer política.

Es un experto en buscar problemas para sacar raja de ellos.

Por ello resulta contradictorio que, luego de que mandó al diablo a los partidos que lo postularon en el pasado, de pronto les pida que apoyen a los candidatos de MORENA, con una dedicatoria especial para Delfina Gómez, su abanderada en el Estado de México.

Además, les mandó un ultimátum: la apoyan ya, ahora, o se olvidan de ir juntos en el 2018.

López Obrador, por cierto, hace tiempo puntualizó que no haría ronda con nadie y que más valía sólo que mal acompañado, por lo que resulta doblemente curioso su llamado, que para algunos fue un grito desesperado de auxilio.

La importancia del Estado de México en el panorama electoral nacional está fuera de toda discusión.

Junto con Veracruz, Ciudad de México y Jalisco, representan una cuarta parte de los votos a nivel nacional.

Ganar el Edomex es clave para las aspiraciones presidenciales de El Peje.

Y algo está sucediendo con su candidata Delfina, a quien exhibieron por cobrar el diezmo a los empleados municipales de Texcoco cuando fue alcaldesa, para entregárselo a Higinio Martínez, su mentor y actual presidente del mismo municipio.

Sus bonos han bajado y de ir en la cima, ahora está en un empate técnico con Alfredo del Mazo, el candidato tricolor, pero en segunda posición.

Y ni modo de desecharla, como lo hizo con otra de sus mujeres que también lo puso en un predicamento: la diputada Eva Cadena, que era su suspirante a la alcaldía de Las Choapas en Veracruz.

A ella, que fue exhibida recibiendo medio millón dizque para entregárselo a El Peje, la sacrificaron de inmediato y no sólo le quitaron la candidatura, sino la corrieron de la bancada de MORENA en el Congreso local y del Partido.

Además, se la pusieron en bandeja de plata al Fiscal del Estado, quien actúo con velocidad inusitada para pedir su desafuero y enjuiciarla por delitos electorales.

Y es que Eva Cadena “fue sorprendida” no en uno, sino en tres videos embolsándose billetes.

Así que la eliminaron del panorama y asunto arreglado.

Pero en el Estado de México la situación es más compleja.

Ya no hay marcha atrás y por lo tanto Andrés Manuel tiene que apechugar y lanzar su resto para sacar adelante el triunfo, que es clave para sus aspiraciones presidenciales.

También está consiente que la maquinaria oficial está en movimiento para fortalecer la candidatura de Alfredo del Mazo, pero eso lo sabía desde el principio.

De ahí su ultimátum a los partidos de izquierda, que al final también es propaganda electoral.

Pero debe haber algo más profundo en el Estado de México, que tiene inquieto a López Obrador como para contradecirse.

Y no sólo son las encuestas, que son veleidosas y poco confiables.

Andrés Manuel siente que las cosas no van bien y de ahí su cambio de estrategia, que lo llevó a cancelar una gira por Veracruz, para atender los asuntos mexiquenses.

Lo único cierto es que El Peje tiene que cuidar más a las mujeres que escoge como candidatas, pues le están fallando y feo.

 

FUENTE Y FOTO TOMADA DE EL NÚMERO UNO VERANEWS

POR Abel Magaña C.

Related posts