Layún dice que no es con afán de ofender; necesario un castigo
Layún dice que no es con afán de ofender; necesario un castigo

Layún dice que no es con afán de ofender; necesario un castigo

Andoni Bello, exjugador del Tri Gay, asegura que se requiere mano dura para acabar con el grito de “¡Puto!”

CIUDAD DE MÉXICO.

“México es reconocido, porque en un Mundial creó la ola; hace casi 20 años se hizo famoso con el grito de ‘¡Sí se puede!’, y en el Mundial de 2014 llevó a Brasil el ‘¡Puto!’… Este último grito de guerra es una vergüenza para el país”, dice Andoni Bello, excapitán de la Selección Mexicana Gay, quien fue recientemente aceptado por la Universidad de Birmingham, Inglaterra, para hacer un doctorado con el tema: “La homofobia en el futbol”.

Andoni Bello señala a la Federación Mexicana de Futbol como la culpable de que el grito de “¡Puto!” se propagara por el mundo y provocara que la FIFA anunciara que el árbitro puede suspender un partido, en caso de oír la ofensa durante los 90 minutos de juego.

Es lo mínimo que se podía hacer. Hasta que en México no haya una sanción ejemplar, no de dinero, sino de terminar un partido o de vetar a un estadio, no se va a aprender a respetar.

Pregúntense los medios de comunicación por qué sí apoyan que se vete un estadio o termine un partido cuando a Samuel Eto’o le avientan una banana y luego le gritan negro, y no están de acuerdo que se dé la misma sanción cuando toda una afición grita una palabra que discrimina”, complementa el exfutbolista que representó a México en Mundiales LGBT.

Bello asegura que si se veta un estadio o suspende un juego, los mismos jugadores y directivos van a pedir a la afición que dejen de gritar. Una sanción ejemplar es necesaria para acabar con un grito con connotación homofóbica.

Por su parte, Miguel Layún se contrapone al excapitán del Tri Gay: “Es triste que no se pueda encontrar una solución, una solución que tendría que ser bastante coherente. En realidad el grito no es con afán de ofender a nadie”, dijo.

Es verdad, al portero no se insulta, es como una broma, pero al hacer la acción normalizas la violencia, le enseñas a un niño que gritar ‘¡Puto!’ está bien”, acaba por reconocer  Layún, quien está concentrado para Copa Confederaciones: “Como mexicanos tenemos que entender que sí afecta a alguien”.

FUENTE Y FOTO TOMADA DE EXCELSIOR

POR Omar Flores Aldana

Related posts