Los dreamers son norteamericanos en todos los sentidos, excepto en el papel: Obama
Los dreamers son norteamericanos en todos los sentidos, excepto en el papel: Obama

Los dreamers son norteamericanos en todos los sentidos, excepto en el papel: Obama

“Todos queremos fronteras seguras y una economía dinámica […] Pero de eso no es de lo que se trata la acción que tomó Casa Blanca”, dijo el ex mandatario.

Se trata de jóvenes que crecieron en Estados Unidos, niños que que estudian en nuestras escuelas, jóvenes adultos que están iniciando carreras, patriotas que prometen lealtad a nuestra bandera. Estos dreamers son norteamericanos en sus corazones, en sus mentes, en todos los sentidos, excepto uno: en el papel”, señaló el ex presidente Barack Obama a través de un comunicado en su cuenta de Facebook respecto a la decisión de eliminar el DACA.

La mañana de este martes, el fiscal general de Estados Unidos dio a conocer la decisión del presidente Donald Trump de eliminar el Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, mismo que se había aprobado por la administración de Obama. Con este programa todos aquellos jóvenes que hubieran llegado al territorio estadounidense cuando niños, podían solicitar ser parte del programa con lo cual podrían ingresar a escuelas y tener mejores empleos.

Sin embargo, el tema migratorio ha estado en la agenda del presidente Trump desde que era candidato por lo que el DACA era uno de sus objetivos pese a que durante los primeros meses de su gobierno aseguró que los dreamers “no tendrían de qué preocuparse”.

“La inmigración puede ser un tema polémico. Todos queremos fronteras seguras y una economía dinámica, y las personas de buena voluntad pueden tener desacuerdos legítimos sobre cómo arreglar nuestro sistema de inmigración para que todos cumplan las reglas. Pero de eso no es de lo que se trata la acción que la Casa Blanca tomó hoy”, manifestó el ex mandatario.

Uno de los principales argumentos que Fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, dio como justificación de la decisión del presidente Trump fue el hecho de la “necesidad de controlar el flujo de migrantes en las fronteras” por el bienestar nacional. Sin embargo, los dreamers son parte activa de la población estadounidense, generan grandes flujos de dinero lo cual es positivo para ambas partes.

Obama calificó la decisión Trump como“cruel” y “equivocada” y dijo “¿Qué pasa si el maestro de ciencias de nuestro hijo, o nuestro vecino resulta ser un dreamer? ¿Dónde debemos enviarlo? ¿A un país que no conoce ni recuerda, con un idioma que ni siquiera puede hablar?” apuntó el ex presidente de Estados Unidos.

La administración Trump ha dicho que el Congreso tiene seis meses para replantear una ley alterna o programa que sustituya el DACA. Sin embargo, miembros del Congreso ya han dicho que ésta fue entregada desde hace un par de meses.

Además, poco después del anuncio de Jeff  Session, la vocera presidencial Sarah Huckabee señaló que “si el Congreso no está dispuesto a colaborar con la gran tarea asignada es mejor que se hagan a un lado”. Estas declaraciones señalan una postura bastante rígida por parte de la administración Trump respecto a una de sus principales promesas de campaña, los asuntos migratorios. 

Mensaje completo de Barack Obama

La inmigración puede ser un tema controvertido. Todos queremos fronteras seguras y una economía dinámica, la gente de buena voluntad puede tener desacuerdos legítimos sobre cómo arreglar nuestro sistema de inmigración para que todo el mundo juegue con las normas.

Pero eso no corresponde a la decisión que la Casa Blanca tomó hoy. Se trata de jóvenes que crecieron en Estados Unidos – niños que estudian en nuestras escuelas, jóvenes adultos que están empezando carreras, patriotas que se comprometen con nuestra bandera. Estos soñadores son americanos en sus corazones, en sus mentes, de todas las formas, excepto en uno: en el papel. Fueron traídos a este país por sus padres, a veces incluso como niños. Puede que no conozcan a un país aparte del nuestro. Puede que ni siquiera sepan un idioma aparte del inglés. A menudo no tienen ni idea de que son indocumentados hasta que se aplican a un trabajo, o a la universidad, o a una licencia de conducir.

A lo largo de los años, los políticos de ambos partidos han trabajado juntos para escribir leyes que les habrían dicho a estos jóvenes – nuestros jóvenes – que si tus padres te trajeron aquí de niño, si has estado aquí un cierto número de años, y si estás dispuesto a ir a la universidad o servir en nuestro ejército, entonces tendrás la oportunidad de quedarte y ganarte tu ciudadanía. Y durante años, mientras yo era presidente, le pedí al Congreso que me enviara un proyecto de ley.

Esa ley nunca llegó. No tiene sentido expulsar a los jóvenes talentosos del único país que conocen únicamente a causa de las acciones de sus padres, mi gobierno actuó para levantar la sombra de la deportación de estos jóvenes, para que pudieran continuar, contribuir a nuestras comunidades y a nuestro país. Lo hicimos con base en el principio legal bien establecido de la discreción del fiscal, desplegado por presidentes democráticos y republicanos por igual, porque nuestros organismos de aplicación de la inmigración tienen recursos limitados, y tiene sentido concentrar esos recursos en aquellos que vienen ilegalmente a este país a perjudicarnos. Las deportaciones de criminales han subido. Unos 800,000 jóvenes se se, se reunieron con rigurosos requisitos, y pasaron a través de los controles de antecedentes. Y América se volvió más fuerte como resultado.

Pero hoy, esa sombra ha vuelto a caer en algunos de nuestros mejores y más brillantes jóvenes. Atacar a estos jóvenes está mal, porque no han hecho nada malo. Es contraproducente – porque quieren empezar nuevos negocios, el personal de nuestros laboratorios, servir en nuestro ejército, y de otro modo contribuir al país que amamos. Y es cruel. Qué pasa si el profesor de ciencias de nuestro hijo, o nuestro vecino amistoso resulta ser un soñador? Dónde se supone que la vamos a enviar? A un país que no conoce ni recuerda, con un idioma que ni siquiera puede hablar?

Vamos a ser claros: la acción tomada hoy no se requiere legalmente. Es una decisión política, y una pregunta moral. Cualquier preocupación o queja que los estadounidenses puedan tener sobre la inmigración en general, no debería amenazar el futuro de este grupo de jóvenes que están aquí sin culpa, que no representan ninguna amenaza, que no se llevan nada del resto de nosotros . Son el pitcher en el equipo de softball de nuestro hijo, el primero en responder que ayuda a su comunidad después de un desastre, ese cadete que no quiere nada más que llevar el uniforme del país que le dio una oportunidad. Al lastimarlos no se salva la tasa de desempleo, ni se aligeran los impuestos de nadie, ni aumenta el salario de nadie.

Es precisamente porque esta acción es contraria a nuestro espíritu, y al sentido común, que los líderes empresariales, los líderes de la fe, los economistas y los estadounidenses de todas las franjas políticas pidieron a la administración que no hiciera lo que hizo hoy. Y ahora que la Casa Blanca ha relevado su responsabilidad por estos jóvenes al Congreso, corresponde a los miembros del Congreso proteger a estos jóvenes y a nuestro futuro. Y me uno a mi voz con la mayoría de los estadounidenses que esperan que se ignore y lo hagan con un sentido de urgencia moral que coincida con la urgencia que sienten estos jóvenes.

En última instancia, se trata de la decencia básica. Esto se trata de si somos gente que golpea a jóvenes, esperanza de Estados Unidos, o si los tratamos como queremos que nuestros propios hijos sean tratados. Se trata de quiénes somos como gente y quién queremos ser.

Lo que nos hace estadounidenses no es una cuestión de lo que nos parece, ni de dónde vienen nuestros nombres, ni de la manera en que rezamos. Lo que nos hace estadounidenses es nuestra fidelidad a un conjunto de ideales – que todos nosotros somos creados iguales; que todos nosotros merecemos la oportunidad de hacer de nuestras vidas lo que queremos hacer; que todos compartimos la obligación de levantarse, hablar , y asegurar nuestros valores más preciados para la próxima generación. Así es como Estados Unidos ha llegado hasta aquí. Así es como, si seguimos en ello, finalmente vamos a alcanzar esa unión más perfecta”.

 

FUENTE Y FOTO TOMADA DE ARISTEGUI NOTICIAS

POR  REDACCIÓN AN

Related posts