Precios en Estados Unidos suben más de lo esperado en enero
Precios en Estados Unidos suben más de lo esperado en enero

Precios en Estados Unidos suben más de lo esperado en enero

La presión inflacionista pone a la Reserva Federal en línea directa para subir tipos de interés en la próxima reunión de marzo

Nueva York.- El temor a que la inflación se dispare por el sólido crecimiento, un mercado laboral en pleno empleo y el alza del déficit público tiene de los nervios a Wall Street. Por eso la evolución de los precios en enero debía servir para dar pistas a los inversores más impacientes de hacia donde puede llevar la Reserva Federal los tipos de interés. El indicador muestra que suben más de lo esperado, por lo que el banco central no tendrá otra opción que proceder a otra subida.

El coste de la vida se encareció cinco décimas en enero, dos décimas más rápido de lo previsto y por encima del 0,1% en diciembre. Se debe al encarecimiento de las gasolinas. La tasa anual de inflación sigue en todo caso en el 2,1%. Si se descuentan los elementos volátiles, los precios subieron tres décimas en el mes y la inflación subyacente está en el 1,8% cuando se compara con enero de 2017, por debajo del 2% que la Fed usa como referencia.

El dato fue recibido con una caída inferior al 1% al arrancar la sesión. Antes de publicarse el indicador, se había logrado recuperar la mitad de las pérdidas que sufrió la semana pasada, gracias a tres jornadas consecutivas subiendo. El índice de volatilidad se mantiene cerca de los 25 puntos, aunque está por debajo de los más de 40 que se vieron cuando el Dow Jones sufrió la semana pasada dos caídas superiores a los 1.000 puntos.

El rebote en Wall Street, sin embargo, está demostrando ser frágil y desordenado, con grandes bandazos. El origen de la volatilidad está localizado en el mercado de bonos, donde los tipos de las letras a 10 años superó el 2,8% tras la publicación del dato de empleo de enero y está en máximos de cuatro años. La lectura del indicador reveló un ritmo de contratación y un alza de los salarios mayores del esperado, que pueden alimentar la inflación.

La Fed dejó el mes pasado los tipos intactos en una banda entre el 1,25% y el 1,5% e indicó que la inflación volverá a medio plazo al 2%. Los inversores aceptan ya que la presión de lado de los precios es real aunque no debería ir más allá del objetivo, según Goldman Sachs. Eso convierte el mercado de renta fija en una opción aparentemente más segura. Pero como insisten los técnicos del parqué, el mercado de renta variables sigue ofreciendo mejor valor.

Riesgos para la inflación
La reciente rebaja de impuestos, con las nuevas propuestas presupuestarias y el plan de infraestructuras, pueden dar un impulso adicional a la economía. Pero también llevará al Tesoro de Estados Unidos a pedir más dinero prestado para financiera el creciente déficit fiscal. Por eso los gestores de fondos en Nueva York anticipan más volatilidad en los mercados, conforme los tipos de los bonos a 10 años se asienten en el 3%.

Jerome Powell, su nuevo presidente, asegura que la Fed está siempre en alerta para responder ante cualquier riesgo que pueda afectar a la estabilidad financiera. También indica que pese a que los retos están siempre en constante evolución, la estrategia del banco central sigue siendo la misma. El proceso de normalización de la política monetaria, reitera, será gradual. La caída de tres décimas en las ventas en el comercio minorista le impiden ser más agresivo.

Las posibilidades de que la Fed proceda a encarecer más el dinero en marzo superan el 80%. Como dicen los analistas de PNC Financial, “su trabajo es evitar que la economía se recaliente”. La cuestión está más bien en determinar si se producirán tres subidas en total este año, como en 2017 si se excluye la decisión de empezar a reducir el balance, o si serán cuatro incrementos. El gran reto para Powell, añaden, será hacerlo sin provocar que la expansión económica en curso descarrile.

 

FUENTE Y FOTO TOMADA DE VANGUARDIA.COM.MX

POR EL PAÍS

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *